"¿Qué ve un niño en un equipo que no gana ligas ni champions? Simplemente no tiene otra opción que no se resista, el Betis le eligió. Tenemos la dicha de pertenecer a un grupo selecto, un grupo de casi un millón, que dicha la nuestra al ser elegidos. Amigos, disfrutemos de este precioso don."

Pepe Mel, entrenador del Real Betis Balompié.

martes, 7 de agosto de 2012

Joaquín Sanchez, ahora o nunca

La posible vuelta de Joaquín Sanchez está siendo uno de los temas de la semana en el Betis. La situación económica por la que está pasando el Málaga es más que complicada y obviamente necesitan desprenderse de jugadores con fichas altas para que cuadren las cuentas si quieren disputar la próxima edición de la Liga de Campeones. Por eso hay muchos clubes (como el Arsenal que acaba de firmar a Cazorla) que intentan pescar en el río revuelto de la Costa del Sol, para intentar sacar buenos jugadores a precio de costo. Pero, ¿puede realmente el Betis fichar a Joaquín? Analicemos la situación...

En primer lugar, podríamos decir que estaría la mutua predisposición tanto de Joaquín como del Betis para negociar y llegar a entenderse. De todos es sabido que el de El Puerto de Santa María quiere terminar su carrera deportiva en el Betis y que en el club todo el mundo lo recibiría con los brazos abiertos, pero en este caso no es todo tan sencillo.

El primer inconveniente serio lo encontraríamos en el actual equipo de Joaquín, que pagó en torno a 4 millones de euros por él hace un año, y que difícilmente estaría dispuesto a dejarlo salir gratis. No sé a ciencia cierta cuanto podrían pedir por el jugador, pero es evidente que si hablamos de un extremo de 31 años, el precio no debería ser muy prohibitivo para el Betis.


Luego esta la ficha del portuense, que juega en este culebrón tanto a favor como en contra del Betis. A favor, porque al ser una ficha elevada (2'5 millones de euros al año) el Málaga estaría dispuesto a rebajar el valor de su traspaso sólo para quitarse esa elevada carga de encima. Y en contra, obviamente, porque el Betis no puede llegar ni de lejos a pagarle esas cantidades al jugador.

Y ahí es donde entra el factor Joaquín. Habría que ver hasta dónde quiere venir el jugador a Heliópolis, porque de cuanto se baje la ficha va a depender en gran parte la operación. De eso, y evidentemente de cuanta presión ejerza sobre el Málaga para que lo deje salir al menor precio posible, como por ejemplo hizo su ya ex compañero Santi Cazorla, para acabar jugando en Londres por 3 millones menos de lo que costó el año anterior. Volviendo al tema del salario, estaríamos hablando de rebajar su ficha a algo más de la mitad, en torno al millón de euros anual, con lo cual el jugador se encontraría ante una decisión bastante complicada porque seguramente ante esta situación, le habrá salido más de una novia con dinero.

Pero pase lo que pase lo único que está claro en todo este asunto, al menos para mi, es que el momento es ahora o nunca. Joaquín tiene 31 años como dije anteriormente y creo que se encuentra en la edad límite para venir. El Betis es un club en pleno crecimiento institucional y deportivo y él es un jugador que viene ya de vuelta, con lo cual, a lo mejor dejarlo pasar esta vez significa un adiós definitivo.

1 comentario:

  1. No quiero a Joaquin en el betis , tiene una edad..... , con el dinero de joaquin hubiera atado mejor a Iriney la verdad. Un saludo ¡¡

    ResponderEliminar

Puedes dejar tu comentario en esta entrada con tu opinión sobre el tema en cuestión, pero siempre tratando de no insultar ni faltar a nadie, porque en este blog toda opinión es bienvenida y digna de ser respetada por todos.