"¿Qué ve un niño en un equipo que no gana ligas ni champions? Simplemente no tiene otra opción que no se resista, el Betis le eligió. Tenemos la dicha de pertenecer a un grupo selecto, un grupo de casi un millón, que dicha la nuestra al ser elegidos. Amigos, disfrutemos de este precioso don."

Pepe Mel, entrenador del Real Betis Balompié.

viernes, 23 de marzo de 2012

Abocados al sufrimiento

Un año más. Y ya no sé cuantos van, pero en el Betis esto es así. Hay que sufrir si o si. Sino parece que no está bonito.Y que conste que podemos estar ante una de las salvaciones más baratas en mucho tiempo pero ni aún así. Ayer era un partido clave, casi casi una final, primero porque llevábamos cuatro partidos sin ganar (que ahora son cinco), y segundo porque esta semana venían dos partidos en casa y viendo las dificultades que tenemos fuera para puntuar, este partido y el siguiente frente al Racing se presentaban como una buena manera de amarrar media salvación poniéndonos con 36 puntos a falta de nueve jornadas. Pero no fue así.



Lo primero que tengo que decir es que no pude ver el partido. Pero me he visto mil resúmenes y por lo que he podido comprobar la tónica de juego sigue siendo la misma, un juego muy lento y con dificultades a la hora de crear ocasiones. Si a este juego espeso que estamos practicando, le unimos que la suerte tampoco nos acompaña (véase el chicharro de Pandiani ayer en el último minuto) obviamente la sensación que a uno se le queda una semana más, es de que vamos a sufrir y mucho de aquí a final de liga como la cara del equipo no cambie de aquí a dos días.

Imagen: www.ligabbva.com
Porque el calendario tampoco ayuda a ser demasiado optimistas. Tenemos siete puntos de ventaja sobre el descenso pero nos queda por jugar todavía contra Málaga, Osasuna, Valencia, Atlético de Madrid, Barcelona y Sevilla , todos ellos en la parte media-alta de la liga y contra el ya mentado anteriormente Racing este mismo domingo, aparte de Villareal y Sporting que están poco más o menos que en la misma situación que nosotros.

Todo esto hace que el partido de este fin de semana tenga tintes de auténtica final, no sólo por jugar ante un rival directo, sino también por la posibilidad de quitárnoslos de en medio dejándolos  a diez puntos de nosotros.

No obstante, miedo me da el partido, así que béticos vayan sacando la calculadora por si acaso ya que seguramente este año como otro cualquiera nos tocará un final de temporada de infarto, abocados al sufrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar tu comentario en esta entrada con tu opinión sobre el tema en cuestión, pero siempre tratando de no insultar ni faltar a nadie, porque en este blog toda opinión es bienvenida y digna de ser respetada por todos.