"¿Qué ve un niño en un equipo que no gana ligas ni champions? Simplemente no tiene otra opción que no se resista, el Betis le eligió. Tenemos la dicha de pertenecer a un grupo selecto, un grupo de casi un millón, que dicha la nuestra al ser elegidos. Amigos, disfrutemos de este precioso don."

Pepe Mel, entrenador del Real Betis Balompié.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Colíderes y creando ilusiones

Uno a cero. Otra vez y van dos partidos seguidos, un gol al final de Rubén y otros 3 puntos al casillero. Tal y como sucedió en Granada. Los envidiosos dicen que tenemos mucha suerte, yo digo que la suerte hay que buscarla y que el que no está en el área pequeña en el minuto 86 esperando que caiga un balón llovido del cielo, ese seguro, segurísimo que no marca. Pero Rubén si estuvo y por eso marcó. Suerte en cambio, es lo que tuvo el Mallorca en la triple ocasión que entre Rubén y Jorge Molina se encargaron de fallar, bueno siendo sinceros, suerte y que fuimos muy malos, eso también hay que decirlo.


Pero en líneas generales, con suerte o sin ella, merecimos ganar o eso es lo que yo pienso. Tuvimos el balón más que el Mallorca y pusimos más empeño en marcar. Ellos también las tuvieron para poner tierra de por medio, pero no estuvieron finos en unas y en otras, Casto si que lo estuvo. Y cuando no era él meta, era la defensa que a mi personalmente es lo que más me está sorprendiendo en este inicio de temporada. Tenía muchas dudas con los fichajes de la zaga pero de momento, 180 minutos, cero goles. No se puede pedir más, sólo esperar que Dorado y cía sigan en la misma línea. 

En cuanto al rival, en mi subjetivísima opinión creo que no va a sufrir tanto con la baja del canadiense De Guzmán (traspasado al Villareal) como se está vendiendo desde Mallorca, porque tienen un figura que se llama Nsue, que a poco que le dejen, se va a convertir en el jefe de este equipo. El problema es que esta semana sólo se ha hablado de la marcha del centrocampista de la isla y de la relación entre Laudrup y Serra y eso poco ayuda a la preparación de un partido. Pero por lo que si creo que va a sufrir el Mallorca es por su falta de gol, y no lo digo porque no haya marcado hoy, sino porque las ocasiones que han tenido este mediodía han corrido a cargo casi siempre de los jugadores de segunda línea. Les falta un nueve de garantías y como no lo saquen de la cantera, no se de dónde van a tirar mínimo hasta enero, que es cuando abre el mercado.

Radicalmente distinto es lo que nos ocurre a nosotros, dos partidos, dos goles (a favor). Parece un bagaje no demasiado bueno pero aún así me aventuro a decir ahora que estamos teniendo dificultades para marcar, que nuestra relación con el gol será más que buena. Porque Rubén está que se sale, Molina ya afinará como hizo el año pasado y falta Roque por llegar. Hoy un cuarto de hora para el paraguayo en el campo y un 90% del gol para él, porque en el corner del tanto HASTA CUATRO FUTBOLISTAS DEL MALLORCA se pegaron a el como una lapa posibilitando que Rubén, solísimo dentro del área, marcase casi a puerta vacía. Esto también es juego en equipo, no sólo lo que hace el Barça, y es la prueba, haber si Pepe Mel se entera, de que lo corners al área dan mucho más resultado que los que sacamos en corto, que acaban casi siempre en posesiones en el centro del campo sin ningún tipo de peligro para el rival. 

Por cierto, el detalle curioso del partido para mi, llegó precisamente en ese saque de esquina, dónde volvió a cumplirse esa máxima del fútbol que dice que no debes hacer cambios cuando defiendes un corner. Laudrup lo hizo, y el Mallorca se vuelve a casa sin puntos.

Con esto poco más queda por decir, el próximo partido el domingo próximo a las diez de la noche en San Mamés contra el Athletic, partido al que llegaremos como colíderes demostrando que de momento la liga es cosa de tres, Madrid, Valencia y Betis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar tu comentario en esta entrada con tu opinión sobre el tema en cuestión, pero siempre tratando de no insultar ni faltar a nadie, porque en este blog toda opinión es bienvenida y digna de ser respetada por todos.