"¿Qué ve un niño en un equipo que no gana ligas ni champions? Simplemente no tiene otra opción que no se resista, el Betis le eligió. Tenemos la dicha de pertenecer a un grupo selecto, un grupo de casi un millón, que dicha la nuestra al ser elegidos. Amigos, disfrutemos de este precioso don."

Pepe Mel, entrenador del Real Betis Balompié.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Se va Oli, llega Mariano Suárez

Se acabó la era Oli en el Betis B. Tras casi dos campañas con nosotros, el técnico asturiano nos deja, en puestos de promoción de descenso, pero eso sí, con un primer equipo nutrido por casi una decena de futbolistas que empezaron esta temporada a sus órdenes.

Y esto último que he dicho cobra mucha importancia en su dimisión. Porque para bien del primer equipo y desgracia propia, ha visto a lo largo de la temporada como jugadores como Ezequiel, Beñat, Roqué, o Israel se han ido afianzando en el primer equipo y eso es decir mucho. Porque el equipo empezó bien la temporada, pero a poco se fue diluyendo hasta el punto de haber conseguido sólo un punto de los últimos 24 posibles y eso también es decir mucho.



Y aunque para mí Oli no es ni mucho menos un mal entrenador, creo que ha resistido demasiado en el banquillo del filial. No hace falta llegar hasta el extremo de que el equipo se meta en puestos de promoción de descenso para darse cuenta de que la cosa no va bien. El equipo no funcionaba desde hacía ya mucho tiempo. A principio de temporada se ganaba prácticamente todo, se jugaba bastante bien y el objetivo de alcanzar el play-off de ascenso paracía bastante factible viendo los resultados. Pero cuando de buenas a primeras el equipo cambia y lo que antes eran victorias ahora se convierten en derrotas, no hay que ser muy listo para darse cuenta de que algo falla y ante estas situaciones, el revulsivo en el banquillo (aunque me parezca injusto por otro lado) es la mejor solución. Y ahí es dónde me parece a mi que ha fallado el club, que parece que ha esperado a que fuese Oli quien dimitiese para ahorrarse el mal trago de tener que anunciarle su despido, pero en fin...

Ahora llega Mariano Suárez, que hasta este fin de semana dirigía al C y que incluso llegó a ser segundo de Chaparro en la 2008-09. Esperemos que tenga suerte y que saque al equipo de la zona baja para poder mantenernos un año más en la categoría.


Y en cuanto a Oli, sólo me queda desearle mucha suerte en su próximo destino para seguir demostrando lo buen entrenador que es y el gran futuro que tiene por delante en el mundo del fútbol.

6 comentarios:

  1. La verdad que Oli no lo ha hecho como lo tenia que hacer , empezamos muy bien y mira ahora , somos un barco a la deriva , esperemos que Mariano lo haga mejor y que saque al filial de ahi abajo artista ¡ saludos ¡¡¡ y gracias por escribirme ¡¡

    ResponderEliminar
  2. Oli ha trabajado bien con los chavales, nada más hay que ver todos los canteranos que han debutado esta temporada en el Betis.
    En cuanto a los resultados, no han tenido suerte y esperemos que Mario Suarez los salve y estemos otra temporada en 2ºB.

    A Oli agradecerle su trabajo y el hecho de irse en vez de ser destituido.
    Siempre lo recordaré como jugador del Betis que fue. Gran tipo!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Espero que con Mariano Suárez vaya mejor la cosa
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. ¡ Te he agregado a mi lista de blogs ¡

    ResponderEliminar
  5. Hola!

    Me ha gustado mucho tu blog. ¿Te gustaria intercambiar enlaces? Mi blog es http://blogsobreelsportingdegijon.blogspot.com/ Si aceptas, me dejas un comentario.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Estando Oli como técnico del filial han llegado muchos jugadores al primer equipo, por lo que su trabajo en el Betis B ya ha sido bueno. Saludos.

    ResponderEliminar

Puedes dejar tu comentario en esta entrada con tu opinión sobre el tema en cuestión, pero siempre tratando de no insultar ni faltar a nadie, porque en este blog toda opinión es bienvenida y digna de ser respetada por todos.